La Marcha Verde

Con más de 1.000 visitas en el blog, continuamos con las publicaciones. Esta vez hablamos de una nueva Marcha Verde, aunque muy distinta a la anterior. De pequeño en mi familia bromeábamos cuando se llamaba a algún timbre respondiendo a la voz de: “¿quién es?” con la respuesta: “La marcha verde”. Este término de la Marcha Verde se acuñó en 1975, para poner nombre a la partida que desde Marruecos inició la ocupación del Sáhara Occidental, por entonces territorio español.

Hoy no voy a hablar de la ocupación del Sáhara, probablemente lo haré más pronto que tarde. Hoy uso el término de la Marcha Verde para denominar a la ruta encabezada por el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT en adelante), que está recorriendo Andalucía en estos días en los que el sol ha castigado con dureza.

Se trata de un tema que ha levantado ampollas en la sociedad llana (entre las que me encuentro), partidarios y detractores casi a la par según el muestreo que me ha dado salir a la calle y sacar el tema. Lo que sí es cierto, que tras un Barça-Madrid, hoy diarios como ABC, ElMundo, entre otros dedican la principal parte de su portada a las andanzas del SAT, centralizando y criminalizando las acciones de Gordillo.

– Se escandaliza la Andalucía de hoy, por 9 carros de comida y la ocupación de varias fincas. Cuando el que fuera Consejero de Economía de nuestra Comunidad ha estado en la Cárcel y sigue siendo Juzgado por malversar fondos públicos, falseando Expedientes de Regulación de Empleo (ERE), para lucrarse en beneficio propio, y de sus compinches.

– Se escandaliza la Andalucía de hoy, porque un parlamentario como Sánchez Gordillo (con defectos y virtudes) ocupe tierras a grandes propietarios,  los mayores beneficiarios de la Política Agraria Comunitaria (PAC), que no es más que como dijo Cañamero en Intereconomía, es el PER de los ricos y del que nadie habla. Muy recomendable la intervención del líder del SAT en Intereconomía.

– Se vuelve a escandalizar nuestra tierra, porque el SAT actúa, cuando hemos criticado hasta la saciedad el pasivismo de los sindicatos en ciertas etapas de la crisis. Si, porque los sindicatos son como la virgen de Santa Bárbara, que recurrimos a ellos cuando truena.

– Nos escandalizamos por  esos 9 carros de alimentos de primera necesidad. Que no significan más que 200 euros en una empresa que ha obtenido de beneficios en 2011 la suma de 474 millones de Euros.  Cuando hay empresas que, con la amnistía fiscal que hay puesta en marcha, van a estafar una suma de dinero mucho más cuantiosa a un Estado que según nos cuentan, está en la ruina.

Para finalizar, aunque no comulgue al 100% con las iniciativas de Sánchez Gordillo, creo que se han magnificado y criminalizado en exceso sus actuaciones porque simplemente ha interesado en los propios medios de desinformación, una cortina de humo como la Gripe A, la Gripe Aviar o el tema del terrorismo que sale a relucir cada vez que pintan bastos.  Este tipo de actuaciones del SAT (antes SOC) se llevan produciendo casi continuamente desde su fundación, con el cura Diamantino García Acosta a la cabeza. Por cierto, todavía sigo esperando que se posicione  la Iglesia Católica ante esta situación socioeconómica, para saber si están con los pobres o con la mano que mece la cuna…

Como es costumbre, acabo con dos frases y con una imagen:

– “Cuando los que mandan pierden la vergüenza, los que obedecen pierden el respeto” de Georg Christoph Lichtenberg y copiada de un comentario que puso en una de mis entradas anteriores, la malagueña María M. P.

– “Cuando una revolución popular es criticada y acallada por el propio pueblo, puede ser que la guerra ya esté perdida”.

Anuncios