27 de Junio de 2012

Hoy hemos conocido los resultados de la 2ª Encuesta de Población Activa, estudio realizado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y del que extraemos los siguientes resultados:

  • 5.693.100 españoles/as están actualmente en paro.  El 24,63 de la Población Activa (es decir, de la población que se encuentra en edad de trabajar y que está trabajando o se encuentra en búsqueda activa de empleo).
  • 17.417.300 españoles/as forman la población ocupada. Con una tasa de actividad del 60,08%.
  • 1.737.600 hogares en los que todos los miembros de la familia se encuentran en paro (9.300 hogares más que en la anterior encuesta).
  • El 54,44% de los hombres menores de 25 años están en paro. El 51,98% para las mujeres menores de 25 años.

Estos son los cuatro principales puntos que se pueden obtener de dicho informe. Preocupante la situación de la población joven en España, pero sobre todo, de los casi dos millones de hogares en el que todos sus miembros están en paro. Nos encontramos en un país que se hunde, un gobierno sin capacidad de tomar decisiones, una oposición mayoritaria tan patética como el propio gobierno. Donde desde el gobierno se anima a l@s jóvenes formad@s en España a marcharse a países vecinos, para generar las plusvalías propias de un trabajo cualificado para gobiernos “amigos” que no dudan en echarnos la mano al cuello cuando entra agua en el barco.

Vivimos en un país donde hay 6 millones de viviendas vacías y 517 desahucios diarios, donde en dos años hemos perdido derechos conseguidos con el esfuerzo y sudor de mucha gente durante muchos años. Donde cada viernes esperamos la ristra de recortes anunciadas en el Congreso, donde cada vez post-ponen más el año fijado como “año donde la cosa comenzará a cambiar“, la semana pasada pude leer en ciertos periódicos 2025 como año estimado. Donde cada vez parece que no podremos ir más hacia abajo y aún no hemos tocado fondo.

Las cifras de la EPA son alarmantes, nunca en España hubo tan altas tasas de desempleo, much@s no volverán a trabajar nunca más, destinados cruelmente a la miseria social, abandonados por un Gobierno empecinado en seguir privatizando Servicios Públicos que garanticen cierto bienestar entre la población española. Donde uno que escribe, con un trabajo que no requiere cualificación alguna, vuelve a casa con una sonrisa en los labios por ver aumentar un día más el cronómetro del historial de la vida laboral.

  “Agárrense que vienen curvas

Anuncios